Estrategias para mejorar las relaciones con los hijos

mejorar las relaciones con los hijos

Tener hijos es una de las experiencias más gratificantes de la vida, el amor y la satisfacción de ser padres es difícil de describir, pero en ocasiones y en la medida que pasa el tiempo, la relación con los hijos por unas u otras razones se deteriora.

Es bueno recordar que los hijos son seres pensantes y con sus propios sentimientos e ideas y no siempre estarán de acuerdo en todo con los padres. El vínculo siempre se podrá recuperar y de esta forma mejorar las relaciones con los hijos, siempre y cuando se tomen las acciones correctas para lograrlo.

Pasos para mejorar la relación con tus hijos

Todas las relaciones humanas suelen ser complejas, en especial las relaciones familiares entre los padres e hijos, si esta relación no es del todo lo buena, tal como debería ser, puedes seguir las siguientes estrategias para mejorarlas.

Escucha con cuidado

Todos los seres humanos necesitan saber que son escuchados, los niños y los adolescentes son una gran parte de este grupo. Sobre todo algunos padres caen en el error de menospreciar la importancia de una situación en la que estén involucrados los niños.

Se debe recordar que las cosas que no son problema para un adulto, pueden resultar ser un gran problema para los niños. Es aquí donde se hace vital saber escuchar a tu hijo para entender qué es lo que está sintiendo y evitar que se haga una imagen errada de ti, pensando que tal vez él no te importa.

Apoyarlo en la solución de sus problemas, por triviales que te parezcan, será el soporte de una relación saludable en la que tú y él forman equipo para avanzar por la vida, es muy importante que tu hijo sepa que cuenta contigo para escucharlo y eventualmente aconsejarlo, si es necesario.

Respeta a tus hijos

Esta es quizás la parte más complicada de la relación de progenitores e hijos; si bien es cierto que los hijos deben obedecer a los padres, también lo es que los padres nunca deben perder el respeto que se merecen sus hijos como seres humanos desde el día en que nacen.

La opinión de los hijos debe ser tomada en cuenta, no debe haber imposiciones, sino más bien explicarles para que entiendan el por qué  de algunas cosas, sobre todo porque esto es parte de su crecimiento y desarrollo físico y mental; lo que deberá ser cultivado como un hábito, dentro del cual no habrá una situación de la que no puedan hablar.

Dale amor a tus hijos incluso cuando te decepcionen

Esta es quizá la principal fuente de problemas entre padres e hijos a largo plazo. No es saludable que le hagas saber a tu hijo que te ha decepcionado, se supone que tú eres su fuente de amor y apoyo incondicional.

Siempre podrás decirle que lo puede hacer mucho mejor, sin mencionarle que es una decepción para ti, el amor por un hijo es inevitable pero eso el niño no lo sabe, debes decírselo y mostrar con hechos ese amor y apoyo.

Expresar tus sentimientos

Así la relación con tu hijo sea terrible, debes decirle tus sentimientos, dile que lo amas, dile estás triste por los problemas entre ustedes; este será el primer paso para que se reconecten. Si no le expresas tus sentimientos, no sabrá cómo te sientes.

Trata en todo momento de regresar a ese lugar o situación en la que aún eran unidos, ese recordatorio afectivo les permitirá encontrar nuevamente ese sentimiento de unión que debe haber entre padres e hijos.

Abraza a tus hijos, nadie es tan adulto o tan feroz como para no ceder ante un abrazo, este es un acto que transmite físicamente todo el amor que tenemos para esa otra persona a la que le has dado vida.

Deja una respuesta