Categoría: Familia

Consejos para familias con padres divorciados

El proceso de separación nunca es fácil, por necesario que se considere, un divorcio es un trauma para toda la familia. Representa la destrucción de una estructura importante para todos, por lo que deben comenzar a adaptarse a los cambios que esto representa.

Es normal que los miembros de estas familias no logren ver un divorcio desde una óptica diferente a los sentimientos personales. Adaptarse a esta nueva situación no es fácil, en especial para los hijos, es una realidad que los supera y les genera incertidumbre.

Manejar los sentimientos

Es de suma importancia que la familia y en especial los hijos logren hablar de lo que sienten, hay que incentivarlos a que digan tanto sus sentimientos positivos como los negativos. Los padres deben conversar de estas cosas con sus hijos, procurando que sus propios sentimientos no intervengan.

Hazle saber a tus hijos que sus sentimientos y pensamientos son importantes y es normal que tengan una opinión. Concéntrate en escucharlos y asegúrate de que sepan que estás agradecido por su honestidad, que para ti su opinión es relevante.

En la mayoría de los casos, los hijos sienten que perdieron a su familia y es probable que te culpen a ti, a su otro progenitor o a ambos. Entonces tienes que estar preparado para contestar a todas sus preguntas de la forma más honesta posible, sin importar que el tema sea el mismo.

Estar abierto al diálogo

Debes convertir las conversaciones sobre el divorcio y la forma en la que tus hijos se ven afectados, en un proceso gradual, no esperes que en una sola conversación ellos cambien su forma de sentir o de pensar, esto no es tan fácil.

Es posible que conforme pase el tiempo surjan más interrogantes, tus hijos al madurar verán el problema con otros ojos y esto puede requerir más explicaciones de tu parte. Simplemente mantente abierto al diálogo, ten presente que el cambio para tus hijos quizá fue más radical que para ti, tú te divorciaste, ellos no.

Solicitar ayuda, si es necesario

Si ves que el problema se te escapa de las manos o que hay mucha angustia de por medio, pide a otra persona que converse con ellos, puede incluso ser un pariente. No escondas de ellos tu tristeza o angustia, dejar que sepan que también sientes y padeces es saludable.

Lo que debes evitar en todo momento es hacerlos sentir culpables o responsables de tus emociones. Tienes que enfrentar tus emociones de forma saludable para que ellos te vean como un ejemplo y no como una fuente más de preocupación.

¿Cómo manejar emociones intensas?

La forma correcta de enfrentar una emoción complicada es:

  • Lo primero es darle nombre a esta emoción, por ejemplo “me siento triste”.
  • Debes hacerles saber que es normal sentirse así de vez en cuando.
  • Di lo que vas a hacer para enfrentar este sentimiento, por ejemplo hay personas que salen a dar largas caminatas para despejarse.

Si les dejas saber que es normal tener sentimientos adversos y que hay formas de enfrentarlos, los estás dotando de valiosas herramientas para superar sus propios sentimientos negativos.

Recomendaciones finales

Para los hijos el divorcio es una gran fuente de preocupación por su futuro, recuerda que los padres son su soporte y sustento. Sobre todo si han presenciado discusiones por causa de ellos, pueden desarrollar la idea de que tienen culpa en lo que ocurrió.

Según los psicólogos infantiles, a los niños este conjunto de emociones negativas los puede atacar por unos dos o tres años. En este tiempo suelen ser un gran revoltijo de emociones que requieren ayuda para expresar y manejar, debes logar una comunicación abierta con tus hijos y de esta forma ser su apoyo en este duro proceso.