domingo, 29 de enero de 2017

Educar hijos solidarios

No me cansaré jamás de insistir en la importancia de educar en valores. Los padres, además de preocuparnos por formar a nuestros hijos de la mejor manera posible, porque saquen buenas notas, que aprendan idiomas, etc. tenemos el deber y la responsabilidad de transmitirles una serie de valores esenciales para la convivencia humana. Es tarea de los padres transmitir a sus hijos valores como la tolerancia, el respeto, el esfuerzo, el perdón, etc. Hace un tiempo publiqué una entrada dedicada a este tema donde te hablé sobre los 10 valoresfundamentales para educar a tus hijos. En el mismo artículo destaqué algo muy importante: No podemos olvidar que para la transmisión de esos valores es mucho más importante lo que hacemos que lo que decimos y por tanto, debemos mostrar coherencia en nuestras acciones a la hora de educar. Debemos buscar oportunidades de ponerlos en práctica pues se nos presentan a diario, en cada momento. No podemos decir al niño que sea respetuoso con los demás cuando nosotros estamos continuamente faltando el respeto a todo el mundo: eduquemos con nuestro EJEMPLO.



En el artículo destaqué valores como la empatía, el esfuerzo, la gratitud, la paciencia, etc. Hoy me gustaría hablar de un valor esencial que debemos fomentar en nuestros hijos: la solidaridad. Para ello es necesario que fomentemos los mejores sentimientos y conductas hacia y con quien lo precisa (inmigrantes, desfavorecidos, discapacitados, niños enfermos…)

Por este motivo y desde que son pequeños tenemos que facilitarles a nuestros hijos el que se puedan relacionar con personas de estos colectivos y de distintas culturas. Esto ha motivado que colabore con entidades que ayudan a los demás. No solamente por mí sino principalmente para transmitirles a mis hijos la importancia de ayudar y comprometerse con los demás sin obtener nada a cambio simplemente  por la satisfacción de saber que estás ayudando a los demás, que estás siendo útil para alguien. Pero útil en mayúsculas. Por ello cuando publiqué mi libro “365 propuestas para educar” decidí donar íntegramente mis derechos de autor en todas sus ediciones a la Fundación Juegaterapia. No hay nada que me llene más que saber que con mi aportación estoy ayudando a esos “pequeños héroes” que están librando una batalla diaria contra una terrible enfermedad.

Es por ello necesario que animemos a nuestros hijos a que:

-   Compartan sus juguetes con niños que no tienen.
-  Dediquen su tiempo ayudando y comprometiéndose en alguna actividad de ayuda en una ONG.
-   Se pongan en el lugar del otro.
-  Aprendan a pensar en el “nosotros” y menos en el “yo”.
- Ayuden llevando comida, ropa, etc. a los más necesitados a través de ONGs, comedores sociales o bancos de alimentos.

Como destaca Silvia Álava “la familia es la primera escuela de la vida y es en su seno donde los padres tienen que transmitir los valores que creen que les ayudarán a ser buenas personas, justas, íntegras, compasivas, entregadas, constantes y comprometidas”.


Por todo este y desde que puse en marcha mi Escuela de Padres con talento decidí que desde la misma debíamos fomentar estos valores y apoyar iniciativas que se dedican a trabajar por el bien de los demás. Por eso este curso hemos decidido colaborar con un proyecto muy interesante que te quiero presentar ya que implica a familias, profesores y alumnos con un objetivo común: la lucha contra el hambre a través de una carrera solidaria. Se trata del fantástico proyecto “La carrera contra el hambre” de la ONG Acción contra el Hambre.

¿En qué consiste este proyecto?

Una inicia va con coste cero para los colegios que permite reunir a todos sus alumnos en torno a un mismo proyecto solidario y a un mismo fin: que ningún niño del mundo muera de hambre.
Los jóvenes toman la salida en la Carrera contra el Hambre organizada por vuestro centro escolar y recorren, corriendo o caminando, la mayor distancia posible el 19 de Mayo (se necesitan como mínimo 150 estudiantes).

Antes de la carrera hay una serie de  charlas de sensibilización en cada centro que se apunta explicando qué es el hambre, sus causas, sus efectos y cómo ellos pueden ayudar en esta lucha.
El dinero conseguido irá destinado, entre otros países, a Etiopía, además de destinarlo también a desarrollar los proyectos de Acción contra el Hambre en los 47 países en los que está presente.

Te dejo aquí el testimonio de Vicente del Bosque sobre el proyecto:

“Tanto el deporte individual como el colectivo tiene herramientas y valores para que los chicos tengan una mejor formación. Les hace mejores, les hace compartir cosas, les hace socializarse, es bueno para su salud. Los beneficios del deporte son indudables”

“Os felicito de todo corazón por esta carrera solidaria en la que vais a participar”.


En este enlace puedes descargarte el díptico informativo.

Para más información te animo a que visites la web oficial de la Carrera Contra el Hambre y en este enlace si quieres inscribir a tu centro en la carrera.

“Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen o su religión. La gente aprende a odiar, y si puede aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario” 
Nelson Mandela

Muchas gracias por dedicarme tu tiempo. ¿Quieres ser el primero en recibir mis artículos y novedades? Suscríbete a mi Newsletter hoy mismo:




No hay comentarios:

Publicar un comentario