domingo, 1 de diciembre de 2013

Necesitamos un compromiso educativo de la sociedad

Hoy hablo en El Mundo sobre la necesidad de establecer un compromiso educativo de la sociedad y de cambiar este sistema caduco y obsoleto en el que estamos inmersos. Todos estamos obligados a participar en un auténtico cambio educativo y todos tenemos algo que decir y aportar a este cambio. Comparto además aquí  la entrevista completa en exclusiva para que puedas leerla. Como siempre, muchas gracias por dedicarme tu tiempo:





Aquí puedes leer la entrevista completa. Espero tus comentarios y sugerencias:

1.    ¿Cómo has logrado “colarte” entre el grupo de españoles que ha participado en WISE?

Pues la verdad es que ha sido toda una sorpresa. Este verano me llegó un mail de Qatar Foundation explicándome que estaban siguiendo mis actividades, mis proyectos y mi blog y que me invitaban a participar en WISE 2013 haciéndose ellos cargo del desplazamiento, alojamiento, etc. En un principio pensé que era una broma pero cuando vi que era en serio imagínate, una inmensa alegría. Pensé que era una oportunidad que no debía dejar pasar y así ha sido, he disfrutado muchísimo la experiencia.

2.    ¿Qué lecciones te llevas del congreso?

De la cumbre WISE me llevo una lección muy importante: es momento de dejarnos de teorías y de pasar a la acción. Si realmente queremos cambiar y mejorar la educación debemos ponernos en marcha para dar solución a los problemas que ya todos conocemos. De nada sirve que sigamos dando vueltas a los problemas pues así no se solucionan.  Participando en WISE me ha dado cuenta que hay mucha “gente de acción” trabajando y promoviendo grandes cambios en su entorno más próximo a nivel mundial.

Me gustaría destacar del congreso que la organización ha establecido una serie de premios a iniciativas que están ayudando a mejorar la educación por todo el mundo. En palabras de los organizadores “quieren llenar el vacío que significa que no haya Premio Nobel de Educación” y esto es algo que hay que aplaudir.

Otra lección importante que me llevo es que tenemos mucho que aprender de otros países que están obteniendo muy buenos resultados y dando solución a los problemas educativos que se les presentan. Para ser sincero he echado en falta representantes de política educativa de nuestro país participando en este evento (sí había de otros países).  Simplemente para que se den cuenta de que los resultados y los cambios necesitan de tiempo y paciencia justamente lo que los políticos con su visión cortoplacista no tienen. Y sobre todo, que para que un sistema educativo tenga éxito necesita estabilidad.

3.    ¿Es posible la innovación en educación?

Por supuesto, es posible y totalmente necesaria para establecer una auténtica escuela del siglo XXI.

4.    ¿No es en realidad la educación uno de los sectores menos innovadores? ¿a qué puede deberse?

Lo que ocurre es que en educación seguimos actuando y funcionando (en general) para una sociedad que ya no existe y por este motivo podemos afirmar que el sistema está caduco y obsoleto. Los tiempos han cambiado pero desde la escuela seguimos actuando como si esto no hubiera ocurrido. Parece que actuamos cerrados i aislados de la realidad exterior. Además hemos confundido innovación con establecer las Nuevas Tecnologías en el aula y esto es un error.
Pero tengo que destacar que existen grandes profesionales y centros educativos que están llevando a cabo proyectos innovadores que si los “replicamos” en todo nuestro sistema podemos promover una auténtica revolución pedagógica. Un buen ejemplo de ello es el trabajo que están desarrollando en el Colegio Montserrat de Barcelona con un proyecto que trabaja las Inteligencias Múltiples de los alumnos.
Lo que ocurre es que cuando aparecen noticias sobre educación siempre se destaca lo negativo y no tanto estos proyectos optimistas que, sin duda, cambiarán la educación.

5.    Los profesores educan pero, ¿no deseduca la sociedad actual?

Lo importante es que comprendamos que es la sociedad entera la que educa. Por ello siempre estoy demandando un compromiso educativo de la sociedad. De esta manera la tarea educativa no recaerá únicamente en la escuela. Todos tenemos algo que aportar para mejorar la educación. Mi gran amigo José Antonio Marina lleva años hablando de elaborar una carta de deberes educativos de la sociedad para que todo el mundo entienda cuál es su responsabilidad y tarea a la hora de educar. Si todos nos implicamos en esta tarea remando en la misma dirección y sentido educar será algo más sencillo y llevadero. Y no lo olvidemos: mejorando la educación vamos a mejorar la sociedad. Este es el camino que debemos seguir.

6.    ¿Se preocupan suficiente los padres por la educación de sus hijos?, ¿cuál debería ser su papel?

En general los padres están muy preocupados e implicados en la educación de sus hijos. Lo que ocurre que como en todo, los que no participan ni se implican parece que hacen más ruido. Los padres deben entender que su papel es el de formar equipo con el profesorado de sus hijos: deben participar, colaborar, aportar ideas, propuestas, etc. Para que esto ocurra desde los centros educativos les tenemos que dejar. Es momento de abrir las puertas de los centros, derribar muros y constituir una verdadera comunidad educativa. Eso sí, han de entender que cada uno debe tener su espacio y protagonismo. Lo que hay que eliminar son los recelos y desconfianzas mutuas en las que están basadas las relaciones familia-escuela. Si mejoramos esta relación tendremos mucho camino avanzado y para ello tenemos que poner todos de nuestra parte.

7.    ¿Por qué ese abismo entre padres y profesores?

Por desgracia ocurre muchas veces por “desinformación” por parte de los padres y profesores. Los padres se quejan de los profesores y los profesores de los padres y así no vamos a ningún sitio. En lugar de perder el tiempo en quejas debemos emplearlo en buscar soluciones y ponerlas en práctica. Necesitamos establecer un nuevo modelo de AMPA y sobre todo despolitizar las existentes pues algunas trabajan desde esos intereses y lo que consiguen es intoxicar el clima del centro. Tenemos que movernos por intereses educativos sin perder de vista que padres y docentes trabajamos, colaboramos y participamos por nuestros hijos y alumnos.

8.    ¿Cómo es posible que esté desprestigiada socialmente la figura del profesor?

Considero que esa es una percepción errónea que se ha instalado en el sistema. No creo que exista tal desprestigio, eso sí, debemos trabajar para aumentar y mejorar tal prestigio. Según las conclusiones del “Índice Global del Estatus del Profesor” elaborado por Varkey GEMS el estatus del profesor en España es más elevado que en Finlandia y Alemania. En otro estudio reciente publicado por la Fundación Europea Sociedad y Educación se indica que la pérdida de prestigio que se atribuye a los profesores carece de una base real y sólida. Es momento de replantearnos muchas cosas…

9.    ¿Qué habría que reinventar en educación?

Más que  reinventar lo que debemos hacer es promover iniciativas que nos ayuden a resolver aquellos problemas educativos en los que estamos permanentemente atascados y sobre todo establecer cambios reales y tangibles que se ajusten a la realidad del contexto social en que vivimos. No podemos mantener una escuela del siglo XIX en el siglo XXI. Necesitamos una auténtica revolución educativa desde las aulas a través de proyectos innovadores que ayuden a “reinventar la educación para la vida”.

Espero que te haya resultado interesante esta entrada. Te agradecería mucho que lo compartieras con tus amigos en Facebook y Twitter. ¿Quieres ser el primero en recibir mis artículos y novedades? Suscríbete a mi Newsletter hoy mismo aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada