sábado, 16 de noviembre de 2013

Familia y Escuela avancemos juntos para cambiar la educación

Hace un par de semanas me entregaron el Premio Magisterio 2013 (en unos días publicaré un post con imágenes, curiosidades y vídeo del evento) y desde la organización del mismo me solicitaron que escribiera una tribuna hablando sobre mi trabajo, el premio, etc. La misma se ha publicado esta semana en un especial del periódico Magisterio sobre los Premios Magisterio 2013 bajo el titular "Si la escuela y la familia avanzamos juntos mejoraremos muchísimo".

Comparto aquí el texto íntegro de la tribuna: 


FAMILIA Y ESCUELA JUNTOS PARA CAMBIAR LA EDUCACIÓN

Si nos detenemos un instante y miramos con atención a nuestro alrededor nos daremos cuenta de que vivimos en una época convulsa en la que el conflicto es una constante en casi todos los ámbitos de la vida: la pareja, el trabajo, los negocios, etc. El mundo educativo no es ajeno a ello. En la actualidad estamos sufriendo una crisis económica temporal (esperamos que sea así) pero al mismo tiempo vivimos inmersos en una crisis educativa permanente. Por tanto, es momento de sentar las bases para trabajar y pasar a la acción y poder salir de esta crisis dando paso a un cambio positivo que beneficiará positivamente a nuestra sociedad en muchos aspectos.

En muchos ámbitos, la humanidad ha conseguido grandes cambios y transformaciones totalmente impensable hace unos años: grandes descubrimientos y avances científicos en campos como la informática, las comunicaciones, etc. Todos estos avances están incidiendo de una manera u otra en el mundo educativo que, pese a algunas resistencias iniciales, está teniendo que cambiar y adaptarse a estas nuevas formas de vivir, comunicarse y; por tanto, de enseñar y aprender. No obstante, nos seguimos encontrando con una gran contradicción pues observamos que a pesar de todas estas mejoras, avances y transformaciones  estamos reincidiendo en los mismos errores y no acabamos de dar solución a una gran cantidad de problemas socio-educativos que no hacen sino extenderse como una verdadera epidemia que nos invade e incapacita para salir de esta crisis.

Los medios de comunicación no dejan de bombardearnos con palabras como bullying, fracaso escolar, etc.  Nos transmiten un mensaje negativo de la educación. No se hacen eco de los aspectos positivos de la misma. Lo malo vende más. De esta forma intoxican y contagian un pesimismo educativo que provoca que nuestro sistema educativo se debilite y enferme. Esto nos impide avanzar con rumbo fijo para revertir esta situación.

Trabajo en un colegio público como profesor de Educación Primaria y, tras un largo tiempo de reflexión y estudio sobre las causas por las que “estamos fracasando en educación”, me decidí a poner en marcha la Alianza Educativa (www.alianzaeducativa.es), un proyecto entusiasta encaminado a mejorar la educación empezando por la base: mejorar las relaciones entre la familia y la escuela. Estoy convencido de que si la escuela y la familia caminamos juntos habremos avanzado muchísimo. Solo daremos solución al problema educativo cuando tomemos conciencia de que debemos actuar como un auténtico equipo.

Además de poner en marcha la Alianza escribí un libro “Familia y Escuela, Escuela y Familia” que verá la luz en 2014 publicado por Desclée de Brouwer. El objetivo de escribir el libro ha sido el mismo: ofrecer herramientas para que padres y docentes nos entendamos cada vez mejor y empecemos a vernos como aliados y no como enemigos enfrentados. Nos necesitamos mutuamente.

Por este motivo he puesto en marcha junto con mi amigo Franc Corbí la Escuela de Padres con talento (www.escueladepadrescontalento.com), un proyecto que tiene como objetivo servir de ayuda, aprendizaje y colaboración a las madres y los padres durante el proceso educativo de sus hijos. Desde la EP talento ofrecemos pautas, herramientas y principios educativos a las familias para ayudarlas a llegar de un modo práctico al fondo de los problemas de cada hijo dando respuesta a sus inquietudes, dudas y temores. En definitiva, un proyecto desde el que queremos ayudarlos a educar.

El Periódico MAGISTERIO me ha premiado por el desarrollo de mis proyectos. Son iniciativas que buscan promover un cambio educativo a través de la humildad, la paciencia y sobre todo de muchísima constancia pretendiendo involucrar a toda la sociedad en este cambio. Estoy muy agradecido por ser uno de los galardonados y aprovecho para dedicar este premio a todos y cada uno de los que cada día trabajan por mejorar la educación a pie de aula, desde “la trinchera educativa” teniendo presente que este trabajo es por nuestros niños, nuestros alumnos. Es para mi un honor compartir el premio con el resto de galardonados, una muestra más de que hay gran cantidad de personas trabajando por la mejora de la educación.



Comparto también aquí el especial de Magisterio sobre los Premios para que puedas leerlo:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada