martes, 20 de agosto de 2013

Los niños reciben su primer teléfono móvil demasiado pronto

Acabo de leer una noticia que acaba de aparecer y me gustaría compartirla contigo. Al analizarla detenidamente  llego a la siguiente conclusión: estamos dejando en manos de nuestros hijos el teléfono móvil demasiado prontoMe refiero al reciente estudio que ha realizado Mobile Phone Checker, una encuesta dirigida a 23.000 personas. Una de las conclusiones destacadas de la misma es que los niños reciben su primer teléfono móvil a los siete años de edad. Personalmente me parece un auténtico disparate. Les estamos creando una necesidad "innecesaria". 

Estamos acabando con la infancia y creando necesidades inútiles, adelantando y quemando etapas a una velocidad de vértigo. ¿Para qué necesita un niño de siete años un teléfono móvil?

En el estudio se destaca que la edad a la que los menores empiezan a manejar su propio dispositivo móvil ha variado seis años durante la última década. Por ejemplo, en 1993 eran los preadolescentes de 13,2 años los que adquirían el móvil por primera vez y no niños que acaban de entrar en primaria como en la actualidad. Yo me pregunto, si seguimos a este ritmo, ¿dónde vamos a terminar? En breve tendremos alumnos de infantil con su propio teléfono móvil...

Pero ¿por qué los padres consienten que los niños tengan móvil a tan temprana edad? Según el citado estudio tres cuartas partes de los mismos aseguraron que era por
razones de "seguridad", para estar más tranquilos. La verdad es que me sorprende que la tranquilidad y seguridad venga dada porque nuestro hijo tenga un móvil en el bolsillo, no lo acabo de entender. Además si es para estar en comunicación, es decir, para tenerlos controlados siempre les digo lo mismo a los padres: ellos saben muy bien qué hacer para eludir ese control.

Otro de los aspectos que me llama mucho la atención del estudio es que destaca que un 22% de los padres les compraron el teléfono porque sus compañeros de clase también lo tenían. Como vemos la presión del grupo es muy fuerte y muchos padres acaban consintiendo la compra del aparato simplemente para que su hijo no sea el único que no lo tenga. No creo que sea la forma más acertada de proceder. Debemos establecer y mantener nuestro criterio y decisión sobre el tema como padres sin dejarnos influir por la opinión de otras familias y amigos de nuestros hijos.

Además el estudio revela que la precocidad a la hora de recibir el primer móvil no es lo único que ha cambiado sino también la moda y la facilidad por conseguirlo. Los niños de hoy no se conforman con cualquier teléfono, quieren un smpartphone de última generación. Adultos encuestados de entre 25-30 años coincidieron en que su primer móvil fue un Nokia 3310 y el 86% que tuvieron que "obligar" a sus padres a que se lo comprasen. Hemos pasado como en todo de un extremo al otro sin quedarnos en el término medio. 

Nos queda mucho trabajo por hacer para evitar que las modas y el consumo feroz arrastre a nuestros hijos a consumir estos aparatos sin ningún tipo de preparación previa. Es nuestra responsabilidad como padres dar ejemplo y educar en un uso responsable del mismo. Además, debemos  retrasar al máximo la compra del teléfono pues a un niño de 7-8 años no le hace ninguna falta  un teléfono móvil, a partir de los 14 ya cambia la situación. 

Hace poco hablé sobre el tema en el blog. Puedes leer aquí el artículo "Menores y teléfono móvil". Además también puedes escuchar aquí la entrevista que me hicieron en RNE sobre el tema hace unos meses. En una entrevista reciente que me hicieron en ABC sobre el tema hablé de que la edad ideal estaría en torno a los 14 años siempre que se cumplan una serie de circunstancias y requisitos en el niño pues no hay una norma que sirva para todos. 

Me gustaría recordarte algo muy  importante que recomendé hace un par de días en Twitter a través de la siguiente frase e imagen:


Dejemos de crearles necesidades inútiles y eduquémoslos para que aprendan a vivir más y mejor con menos

 Es urgente y necesario... 



¿Te ha gustado la nueva entrada? Por favor, ayúdame compartiéndola con tus amigos y conocidos en Facebook y Twitter. Muchísimas gracias por dedicar tu tiempo a leer mis artículos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada