viernes, 19 de julio de 2013

Mis hijos no quieren venir de vacaciones con nosotros

La semana pasada me entrevistaron en ABC familia para abordar el tema de los hijos que ya no quieren ir de vacaciones con sus padres. Por experiencia personal en la Escuela de Padres con talento es un tema que inquieta y angustia a  mucho a los padres que no saben de qué forma tratarlo. En la entrevista ofrezco las claves para afrontarlo con total naturalidad y que no suponga un problema para las familias. Desde aquí quiero dar las gracias a Ainhoa por tan maravillosa entrevista y por abordar un tema actual y necesario. Reproduzco íntegra la entrevista para que puedas leerla y compartirla: 



«Mis hijos no quieren venir de vacaciones con nosotros»

Resulta difícil de aceptar para muchos padres que sus hijos ya no quieren veranear con ellos. Debido a que en la actualidad se ha producido un adelanto en la llegada de la adolescencia, el temido momento aparece cada vez a una edad más temprana y puede provocar conflictos dentro de la familia.

Óscar González, director general de la Escuela de Padres con talento, señala que lo fundamental es tener en cuenta la edad del niño: «Lo más importante es asumirlo con naturalidad. Detectamos que sucede cada vez más pronto (12-13 años) y hay que asumirlo como un proceso. Hay que detectar las señales de independencia que envía (un día no quiere ir al cine en familia o a visitar a un familiar), poner límites y resolver el conflicto con estrategias. Es un buen momento para analizar las características del niño y comprobar si es maduro y autosuficiente, así como su comportamiento en el colegio, en casa, con los amigos».
¿Qué hacer si los hijos no quieren veranear con los padres?

Ante esta pregunta lo más recomendable es mantener la calma y asumir que estos van creciendo y sus necesidades van cambiando. Gónzalez propone como solución preparar unas vacaciones donde primen los intereses de toda la familia para otorgar a cada miembro su espacio y que resulten atractivas. «Lo mejor es no obligar y esforzarse en convencer. Una buena idea es preprarar unas vacaciones diferentes e invitar a un amigo del niño unos días puede resultarles una muy buena idea».
En todo caso es necesario hacer comprender a los niños que los que imponen los límites son los padres. Un buen método para darles confianza es comenzar por pequeños pasos en los que demostrar que es responsable. Este experto añade que «hay que educarles para quegestionen el tiempo libre. Los 16 años es un buen momento para ir cediendo de un modo progresivo; dejarles un fin de semana y ver si están preparados y demuestran madurez. En el caso de que no sea así, hacerles ver que solo si son responsables los padres se irán soltando».
Es un error muy común entre los padres considerar que el ocio que planeaban cuando los niños eran pequeños sigue resultando una opción apetecible y, por ello, no se adaptan a los gustos de sus hijos. Conviene ceder y que los planes sean interesantes para todos; una buena idea es dividir el tiempo para que cada miembro de la familia proponga qué hacer en unos días determinados.
Es necesario ponerse en la piel de los hijos

Si a pesar de las propuestas los adolescentes siguen insistiendo, una solución puede ser dejarles con otros miembros de la familia y ver cómo responden. «Es buena una desconexión entre padres e hijos. Hay que dejarles crecer y aceptar que un día se irán de casa. Los padres deben asumir este crecimiento y no generar conflictos ante un proceso natural. El otro extremo es el síndrome del "eterno adolescente"donde la sobreprotección y comodidad que ofrecen los padres no le invitan a irse de casa» asegura Óscar González.
Una buena manera de entender las demandas de los hijos es ponerse en su piel y alcanzar un equilibrio. Esforzarse por encontrar planes donde toda la familia se encuentre a gusto y acordar unas vacaciones donde haya sitio para compartir tiempo también con los amigos son el secreto para que, aunque los hijos crezcan, no rechacen el tiempo de descanso en familia y lo disfruten.

Espero que te haya resultado interesante la entrevista. Me gustaría conocer tu opinión sobre el tema. Te agradecería que la compartieras con tus amigos y conocidos en Facebook y Twitter. Mil gracias por dedicar tu tiempo a leerla y compartirla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada