martes, 25 de junio de 2013

6 cosas que no hay que hacer con un niño

Hoy me gustaría compartir contigo 6 cosas que no hemos de hacer jamás con un niño, si de verdad queremos educarlo para que se convierta en un adulto que ha conquistado su felicidad. Este debería ser el objetivo de la educación. Toma nota de estas sencillas ideas:




1. No prestarle atención, es decir, no dedicarle nuestro tiempo. Como destaca J.A. Marina "Ahora hay quien dice: Yo quiero tener hijos, pero al mismo tiempo no quiero prescindir de nada. Bueno, pues eso no funciona, porque al tener un hijo lo que aparece es alguien que reclama derechos, y eso es un incordio". Debemos establecer muy bien nuestro orden de prioridades y dedicar el tiempo y atención que merece nuestro hijo. Una de las peores cosas que podemos hacer es no atenderlo pues el mensaje que le transmitimos es el siguiente: me importas bien poco.

2. Nunca debemos decirle que no le queremos o amenazarlo con que no lo vamos a querer. El cariño y amor hacia nuestro hijo es innegociable y no podemos usarlo como "arma" para chantajearlo. Si queremos que se porte bien podemos usar herramientas y recursos para ello pero jamás debemos decirle que no le queremos. 

3. No coaccionarle ni imponerle ideas y conductas. Debemos dejarles que evolucionen y a medida que vayan creciendo y adquiriendo mayor autonomía empiecen a tomar sus propias decisiones. Debemos dejar que sean ellos quienes las tomen (podemos aconsejar pero no imponer) y que aprendan que en esta vida todo tiene consecuencias..
. No somos dueños de su futuro sino guías y acompañantes en el camino. Tenemos que saber cuándo empezamos a jugar un papel secundario y tomar distancia para que sean ellos quienes tomen las riendas de su vida.

4. No tener en cuenta sus emociones, es decir, no dejar que expresen sus sentimientos y emociones. Ha quedado demostrada la importancia de la educación emocional y el papel que esta juega en el éxito vital de las personas. Por este motivo debemos atender y dar respuesta de una manera adecuada al desarrollo emocional de nuestro hijo. En relación con este tema te recomiendo la lectura del artículo que escribí hace un tiempo "Decálogo para formar niños analfabetos emocionales".

5. Permitirle absolutamente todo. No establecer normas y límites, dejando que el niño imponga su voluntad dónde y cuando él quiera. Es un error pensar que con la permisividad más absoluta y no estableciendo límites nuestro hijo va a crecer y desarrollarse alcanzando la felicidad. Está demostrado que los niños necesitan escuchar de nuestra voz la palabra NO, pues les ayuda a comprender que viven y conviven en una sociedad que se rige por normas y no por un deseo irrefrenable de "lo quiero aquí y ahora".

6. Castigarlo físicamente. El castigo físico es algo que tenemos que desterrar de la sociedad actual. No se puede "imponer respeto" desde el castigo físico a un niño. Me
parece una actitud cobarde que no soluciona el comportamiento que deseamos inhibir en el niño sino que con esto le estamos ofreciendo un modelo de conducta basado en la violencia y la agresividad.

Hay muchísimas más cuestiones que podríamos añadir pero me gustaría abordarlas en futuros artículos. Espero que esta breve entrada te haya resultado interesante. Muchas gracias por dedicarme tu tiempo. Me ayudarías si la compartieras con tus amigos y conocidos en Facebook, Twitter, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada