domingo, 9 de septiembre de 2012

Homenaje al Maestro


Existe una institución que está realizando un valioso trabajo por recuperar el prestigio del profesorado en nuestro país. Esta institución es la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción). Convencidos de la importancia de la labor que desarrollan los docentes la  FAD instituyó en 2004 el Homenaje al Maestro con el fin de que la labor del profesorado sea reconocida, valorada y apoyada por el resto de la sociedad. El día conmemorativo de este Homenaje al Maestro es el 30 de Septiembre.

Estos son algunos carteles de las campañas que han desarrollado a lo largo de estos años:






El Homenaje al Maestro de la FAD persigue los siguientes objetivos:

   1. Destacar la importante labor educadora que cumplen el maestro y la maestra, quienes, junto a la familia, son los primeros formadores en valores.

   2. Promover una movilización social educativa desde y por la sociedad civil. Lograr un homenaje a TODOS.

  3. Resaltar la importancia extraordinaria que una buena educación y formación tiene a la hora de prevenir situaciones de riesgo social (drogodependencia, violencia, sexismo, racismo, etc.)

  4. Crear conciencia y sensibilidad a la sociedad sobre la relevancia del papel de maestros y maestras como educadores y enseñantes y prestigiar su figura y su función.

  5. Reforzar la coordinación y el apoyo mutuo entre la familia y la escuela.

  6. Reclamar el apoyo y compromiso de la sociedad con los maestros y maestras con las funciones que desarrollan.

 7. Agradecer a todos los maestros y maestras la labor realizada y la que la sociedad les pide que sigan realizando.

  8. Promover la recuperación de la ilusión y la alegría de los maestros y maestras por la función que desarrollan.

Me parece de especial importancia el trabajo que está impulsando la FAD pues considero que la sociedad entera debería tomar parte de este Homenaje al Maestro a través de las campañas que la FAD desarrolla anualmente. Se le debería dar mayor difusión de la que tiene en la actualidad. Animo desde aquí al lector a que nos ayude a conseguirlo.

Además, la FAD promueve conjuntamente con la Comisión Española de Cooperación, con la UNESCO y BBVA el Premio a la Acción Magistral con la finalidad de reconocer y dar a conocer a la sociedad los proyectos y experiencias educativas que se desarrollan y llevan a cabo en centros educativos españoles.

El Manifiesto del Homenaje al Maestro

Con motivo de la creación del Homenaje al Maestro, la FAD solicitó a J.A. Marina la redacción de un “Manifiesto del Maestro” que reflejo en estas líneas por su especial interés y valor:

“De los recuerdos de nuestra infancia emerge siempre la clara figura de una maestra o de un maestro, con quien tenemos pendiente una deuda de gratitud. Suele ocurrir que tardamos mucho en darnos cuenta de su influencia benefactora, y para entonces aquellas personas que sirvieron de puente entre la familia y la sociedad, que suavizaron el desamparo de los primeros días de escuela y nos llevaron de la mano por los laberintos del abecedario y la cultura habrán desaparecido ya de nuestras vidas. Un homenaje al maestro puede servir para pagar esta deuda de gratitud. Es por ello un acto de justicia poética.

Pero también es un acto de justicia real, porque tiene que servir para llamar la atención de la sociedad hacia una profesión que, por esa inversión de prestigios que desdichadamente sufrimos, pasa inadvertida o menospreciada. Otras admiraciones más espectaculares nos hacen ser mezquinos al valorar a las personas que nos enseñaron las primeras letras, que nos obligaron, con una conmovedora paciencia, a dominar nuestra atención, tan propensa a irse por las nubes, para fijarla en el encerado o el cuaderno. Para el niño, ellos son los máximos representantes de la cultura, y, para todos, los grandes funcionarios de la Humanidad. Supieron hacernos pasar de un mundo de afectos privados a un mundo de afectos sociales, y nos convirtieron en pequeños ciudadanos, al enseñarnos las normas compartidas.

El maestro necesita autoridad para poder ejercer bien su cometido, y esa autoridad sólo puede recibirla de un generoso y constante apoyo social. Un homenaje al maestro se convierte así en una eficaz colaboración pedagógica. Y también en una demostración de inteligencia ciudadana. La sabiduría de una sociedad, su estatura ética, se demuestra en los modos de conferir prestigios o distinciones. Cuando esos reconocimientos se dan a quienes no los merecen, o dejan de darse a quien los merecía, se produce una corrupción social, un empequeñecimiento que a todos nos empequeñece. Al homenajear al maestro estamos ennobleciendo el espacio de nuestra convivencia.

A los adultos nos invade muchas veces el desaliento ante el futuro, un cierto cansancio de lo porvenir. Entonces deberíamos recordar la figura del maestro, que es el profesional de la esperanza, el incansable, humilde y magnífico cuidador del futuro. Con la misma tenacidad con que el árbol florece en primavera, él volverá a enseñar que dos por dos son cuatro. Nos convendría a todos regresar por un momento a ese ámbito animoso y cordial. Este homenaje puede servir también para reavivar nuestra esperanza.

Por todas estas razones, de justicia, de sabiduría, de propio interés, invitamos a niños y a adultos, a padres e hijos, a participar en un homenaje nacional e intergeneracional al maestro”.

Este manifiesto debería grabarse con letras de oro en la entrada de todos los centros educativos de nuestro país. 


Que instituciones privadas de la sociedad civil se preocupen y pongan especial interés en mejorar la educación  es un ejemplo de lo que todos tenemos que hacer en la medida de lo posible pues insisto, “es la sociedad entera la que educa” y cada uno de nosotros forma parte de ella. Aprovechemos esta propuesta y hagámosla extensible para poder estrechar relaciones entre las familias y la escuela y viceversa. Es urgente y necesario...

¿Te ha gustado el artículo? Por favor, ayúdame compartiéndolo con tus amigos en Facebook y Twitter. Muchísimas gracias por tu apoyo!!! Vamos a cambiar la educación entre tod@s

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada