domingo, 11 de junio de 2017

HUMILDAD- Píldora educativa

Educar es un acto de tremenda humildad. Nos ofrecemos desde la certeza de que nos podemos equivocar e incluso podemos ser sustituidos por algún otro referente. Además esta humildad es necesaria para seguir aprendiendo, para seguir creciendo pues al educar también nos estamos educando a nosotros mismos...

La humildad es un ingrediente imprescindible para aprender de todo y de todos, alejándonos de actitudes del tipo «yo ya lo sé todo, ¿qué me vas a contar a mi?». Además hay problemas y situaciones a los que no podremos dar solución y, por este motivo debemos saber pedir ayuda a tiempo

Es de gran importancia aprender de nuestros grandes maestros: nuestros hijos. 

#educarcontalento

miércoles, 24 de mayo de 2017

Siente celos, ¿qué hacemos?

Esta semana traigo a una nueva invitada al blog. Se trata de Ana Roa, pedagoga, psicopedagoga y coach educativo fundadora de Roaeducación. Ana nos ha escrito un fantástico artículo sobre un tema que nos preocupa mucho a los padres: los celos entre hermanos. ¿Qué hacemos con los temidos celos? ¿qué comportamientos manifiesta con sus celos? ¿cómo podemos actuar? Todas estas cuestiones nos las resuelve en su interesante artículo:

lunes, 15 de mayo de 2017

Mantenimiento emocional, la gimnasia que nos da estabilidad

Hoy traigo al blog a una invitada de lujo. Se trata de mi buena amiga y colaboradora de la Escuela de Padres con talento Marga Santamaría. Ella es maestra, psicopedagoga y experta en Inteligencia Emocional. Por este motivo ha escrito para el blog un fantástico artículo que te recomiendo que leas ya mismo. En el mismo aborda un tema que considero de vital importancia en la educación de hoy. Se trata del "mantenimiento emocional". Pero quiero que sea ella la que te lo explique... 

domingo, 7 de mayo de 2017

Educar en el silencio

Estamos educando a nuestros hijos bajo el lema de que más es mejor. Pero es muy alto el precio que debemos pagar si damos más valor a la cantidad que a la calidad. No disfrutaremos de las cosas, ni de las situaciones ni de las personas si siempre estamos corriendo, pasando de una cosa a otra... Vivimos en un mundo hiperacelerado donde todo va deprisa. No dejamos que nuestros hijos se detengan a observar una flor o un insecto. Al segundo ya les estamos empujando: ¡Venga vamos, que no llegamos! Y esto tiene consecuencias. Como destaca Alicia Banderas "los niños ya poseen el deseo de conocer y asombrarse por las cosas que os rodean, sólo hay que facilitarles las oportunidades para descubrir el entorno por sí mismos". Pero ¿les permitimos que lo descubran desde la calma y la tranquilidad? Difícil si caemos en la vorágine de este mundo de prisas que no se detiene.

Somos los adultos los que transmitimos a los niños esa ansiedad por pasar de una cosa a otra, por pensar que no tenemos tiempo, que todo lo que hacemos es verdaderamente urgente, etc. Somos los adultos los que les  transmitimos nuestro estrés, nuestras prisas y nuestras urgencias... ¿por qué no lo cambiamos? Está en nuestras manos. 

lunes, 1 de mayo de 2017

Escuela de los fracasos

Como sabes me gusta traer a blog personas invitadas para que compartan con nosotros sus ideas y experiencias. De este modo nos enriquecemos y aprendemos todos. En este caso quiero presentarte a mi invitada de hoy, Noe Gines (@noe_gines en Twitter). Como ella misma de define "Una mamá súper afortunada de tener el hijo que tiene. Desde siempre le llama muchísimo la atención el mundo de la educación en todas sus áreas y sobre todo desde que es madre. Se esfuerza cada día para ser la mejor versión que su hijo Álvaro pueda tener ya que considera que tenemos una enorme responsabilidad en el ejemplo que les ofrecemos y la forma que esto les afectará en su vida adulta. Trabaja como secretaria de dirección y quiere empezar a perseguir sus sueños, haciendo lo que disfruta, como por ejemplo, escribir..."

Comparto aquí el interesante artículo de Noe bajo el título "La escuela de los fracasos" que a buen seguro te hará reflexionar. Espero tus comentarios sobre el mismo:

jueves, 20 de abril de 2017

Las etiquetas dañan a nuestros hijos

Las etiquetas no deben utilizarse con nuestros hijos. Si yo digo "ese coche es feo", al coche no le ocurre absolutamente  nada. No se ofende ni se avergüenza por mi afirmación. Nada. Ahora bien, cuando a los niños les llamamos feos, tontos, torpes, vagos, etc. esto sí tiene una consecuencia: generamos enfado y resentimiento. Si llamamos al niño "torpe" al principio nos puede contestar con un "Yo no soy torpe" pero llegará a creer que esto realmente es así. Irá construyendo su autoimagen en base a lo que le decimos, creyendo que esto es así y actuará asumiendo ese papel, ese rol.

lunes, 3 de abril de 2017

La generación "boca arriba"

Hoy traigo al blog la colaboración de mi amiga Sonia Esquinas, psicóloga y autora del libro "Cómo ayudar a los niños a dormir. Técnica del acompañamiento" (Desclée De Brouwer). Sonia es psicóloga desde hace 22 años en Sevilla. Su labor profesional se centra en consulta privada de infantil y adultos, atención a Escuelas Infantiles y Colegios, Escuela de Padres, Conferencias, Formación y colaboradora de Cope y Canal Sur Radio. También colabora con el Instituto de Investigaciones del Sueño, en Madrid, bajo la dirección del internacional neurólogo Diego García Borreguero. Puedes leer su interesante artículo aquí:

jueves, 30 de marzo de 2017

¿Eres madre o padre? Deja de preocuparte...

El estado natural de los padres es la preocupación permanente. Cuando nuestros hijos son bebés nos preocupamos por cuestiones menores como la rozadura del pañal y por cosas más importante y serias como el síndrome de la muerte súbita del lactante.

Cuando pasan a la siguiente etapa los problemas van cambiando y nos preocupamos por los rasguños y heridas que se hacen jugando en las rodillas y brazos pero también si hay un retraso en su desarrollo evolutivo. Y ya en la adolescencia, ¿qué te voy a contar? A medida que van creciendo también lo hacen nuestras preocupaciones. Por desgracia, este exceso de preocupación influye en nuestra manera de educar y actuar con nuestros hijos. Recuerda lo que dice el juez Calatayud:

lunes, 6 de marzo de 2017

Familia y escuela podemos educar en equipo

La educación de nuestro país tiene una gran cantidad de problemas por resolver y debemos empezar cuanto antes a darles solución si realmente queremos conseguir lo que últimamente se repite con tanta insistencia: un auténtico cambio educativo. Desde hace unos años vengo trabajando para intentar dar solución a uno de los temas que más me preocupan: la relación familia-escuela. Por este motivo, hace tres años publiqué “Familia y Escuela. Escuela y Familia” (Desclée De Brouwer) una guía para intentar que padres y docentes nos entendamos mejor. Además, participo como ponente en numerosos eventos e imparto cursos de formación invitado para hablar sobre el tema. Te dejo aquí algunos ejemplos: