miércoles, 9 de noviembre de 2016

Educar es amar

Cuando hablamos de educación nos perdemos en teorías, ideas, problemas y conceptos olvidando realmente lo esencial: que educar es amar. El amor es y debe ser la fuerza motriz de nuestra acción educativa (tanto si somos padres como si somos docentes). Y este amor debe estar presente desde el minuto cero y se debe manifestar de múltiples formas: besos, caricias, palabras de cariño, palabras de ánimo…  El niño para su crecimiento y construcción necesita una sustancia esencial: el afecto. 

Pero ese amor no solo es de los padres hacia los hijos, es un camino en dos direcciones. Ahí está la magia de ser padres... Carlos González lo describe muy bien: “cada vez que nace un niño, nacen también un padre y una madre. Y a partir de ahí crecemos juntos en sabiduría y en virtud (los niños también en tamaño). Los hijos nos ofrecen su amor incondicional, incluso aunque no hayamos hecho nada por merecerlo. Nos hacen sentir importantes y necesarios, nos divierten y nos intrigan, dan propósito y color a nuestras vidas, nos permiten acompañarlos por un tiempo en la fascinante aventura de descubrir el mundo. Ser padre es un privilegio”. 

domingo, 16 de octubre de 2016

Educar, cuestión de equilibrio

Muchos padres siguen afirmando que se debe dejar a los niños total libertad para que tomen sus propias decisiones sin que nosotros tengamos que intervenir porque de este modo podrán desarrollar al máximo todo su potencial. Además, suelen ser los padres que afirman ¡que hagan lo que quieran, ahora que pueden! sin tener en cuenta que la ausencia de límites claros tiene unas consecuencias negativas. Por este motivo me gusta iniciar mis Escuelas de Padres y Madres con un sencillo cuento (extraído del libro “Ámame para que me pueda ir” de J.Soler y M. Conangla). Lo comparto aquí contigo para que te sirva de reflexión:

jueves, 13 de octubre de 2016

¿Semillas o balas?

Hoy quiero compartir una breve reflexión contigo sobre la forma en que nos comunicamos con nuestros hijos:

Hemos de tener mucho cuidado con el lenguaje con el que nos dirigimos a nuestros hijos. En su fantástico libro "Ámame para que me pueda ir" Jaume Soler y Mercé Conangla hablan de la importancia del lenguaje con el que nos comunicamos con nuestros hijos: ¿Palabras-dardos? o ¿palabras semillas? Porque cuando utilizamos palabras-dardo las disparamos de forma agresiva, matamos su inspiración y neutralizamos su motivación. Además, su seguridad y autoestima se pueden ver resentidas. En cambio las palabras-semillas llegan a sus corazones y ahí echan raíces y permiten que las ideas crezcan y florezcan...
Yo lo tengo claro. Y tú, ¿qué palabras quieres usar con tus hijos? ¿Semillas o balas?

"Educar es sembrar y saber esperar"
Bernabé Tierno

lunes, 1 de agosto de 2016

Frases que matarán la curiosidad de tu hijo

El niño es curioso por naturaleza. Quiere conocer el mundo. Como afirma Richard Gerver "Hemos nacido para aprender. Venimos a este mundo con una mente inquisitiva". Por este motivo desde que el niño llega al mundo empieza a explorar. Esta exploración empieza en sí mismo: sus manos, sus pies... Y posteriormente continua con el entorno más cercano experimentando múltiples sensaciones y vivencias. Todos los cambios y transformaciones que se dan en el niño en sus primeros meses de vida son mágicos.

Pero para que el niño siga manifestando esta curiosidad a medida que va creciendo, los adultos debemos ofrecerle una respuesta adecuada. Tiene que percibir que estamos dispuestos a responder sus preguntas, sus dudas, sus interrogantes. Al niño no le vale con un “porque sí” o “porque no”. En cuanto el niño empieza a hablar y dominar el lenguaje inicia una batería de preguntas para satisfacer su curiosidad, algunas de ellas totalmente inverosímiles pero que requieren de respuesta por parte de nosotros, los adultos:

domingo, 19 de junio de 2016

Claves y herramientas para los padres de hoy (VÍDEO)

El pasado 31 de mayo la Asociación Nacional de Inteligencia Emocional (ASNIE) me invitó para que presentara mi libro "365 propuestas para educar". Por este motivo preparé una ponencia en la que hablé del libro pero sobre todo de las claves y herramientas que necesitamos los padres para educar en la actualidad. El título de esta conferencia es "365 propuestas para educar. Claves y herramientas para lo padres de hoy".  Y hoy quiero compartir contigo el vídeo íntegro de la conferencia para que puedas verlo. Espero que te resulte interesante. Puedes verlo aquí:

miércoles, 4 de mayo de 2016

Favorece la autonomía de tu hijo

El psicoanalista Donald Winnicot (1896-1971) realizó una afirmación muy certera:

La vida es un camino de la dependencia total a la independencia total

Esto es posible gracias a la educación y por este motivo los padres debemos favorecer la autonomía de nuestros hijos desde que son bien pequeños. Esto les permitirá valerse por sí mismos y no tener que depender siempre de los adultos.

De hecho, a los niños les gusta saber hacer las cosas por ellos solos y así lo verbalizan: “Yo solito papá/mamá” e incluso llegan a enfadarse si les ayudamos...

martes, 26 de abril de 2016

Familias implicadas con la escuela: más allá de los grupos de Whatsapp

El pasado  mes de febrero participé como ponente en el Congreso Internacional de Marketing Educativo (Eduketing 2016) con mi conferencia: "Familias implicadas con la escuela: más allá de los grupos de Whatsapp". En la misma hablé de la importancia de que las familias se impliquen destacando el marketing del compromiso ya que la gran mayoría de centros se quejan de que los padres no colaboran ni participan en las actividades que organizan. Por este motivo creo que es necesario detenernos, hacer autocrítica y ver qué es lo que estamos ofreciendo a las familias para que esto ocurra. Además también abordé el tema de los grupos de Whatsapp y de qué forma podemos utilizarlos como vía para mejorar nuestra comunicación.

Quiero compartir contigo el vídeo con un resumen de mi intervención. Puedes verlo aquí:

sábado, 16 de abril de 2016

La paciencia también se educa

Los padres nos quejamos con frecuencia de lo difícil que es educar hoy. Uno de los motivos de que esto sea así es porque vivimos en la sociedad de la inmediatez, en la que todo lo podemos conseguir sin esperar (muchas veces a golpe de clic) y esto tiene consecuencias en el terreno educativo. Nuestros hijos han nacido en un mundo regido por la inmediatez, la impaciencia, la velocidad, la impulsividad (todo ello amplificado por las nuevas tecnologías). A nosotros, que somos de otra generación hay muchas ocasiones en que nos sobrepasa y no sabemos de qué manera abordarlo.  Como muestra dos ejemplos sencillos para la reflexión:

miércoles, 6 de abril de 2016

Disfruta de la compañía de tus hijos

Es mi consejo de hoy para ti: disfruta de la compañía de tus hijos. Soy consciente de que vivimos en un mundo excesivamente exigente en el que nuestras tareas y obligaciones ocupan la mayor parte de nuestro tiempo. Y es un problema. Por eso es muy importante que busquemos y saquemos tiempo (a veces de donde no lo hay) para pasar tiempo con nuestros hijos y disfrutar de ellos. Aprovecha cualquier momento para disfrutar y relajarte con ellos: lo necesitan, NOS necesitan.